Saltear al contenido principal
¿Qué Es Slow Marketing Y Cómo Usarlo En Tu Estrategia De Negocio?
Crea tu sitio web

El slow marketing es una de las tantas tendencias que se han venido formando en el mundo digital en los últimos 5 años.

Se trata de un cambio de postura frente a un medio comunicacional (Internet), que se ha venido saturando de información repetida, poco confiable y nada novedosa.

Si te vas a los primeros 10 resultados de cualquier búsqueda en Google, descubrirás de lo que estamos hablando.

Pero, ¿Cómo el slow marketing puede mejorar la autoridad de tu marca, tu posicionamiento SEO o aumentar tus ingresos?

En este nuevo artículo de nuestro blog, te explicaremos a fondo qué es la filosofía slow, cómo aplicarla dentro de tu estrategia de marketing y cómo puede convivir con la visión tradicional del marketing digital.

¿Qué es slow marketing?

Qué es slow marketing

Antes de entrar en la definición de slow marketing, quisiéramos hablarte sobre qué es la filosofía slow.

Se trata de un movimiento que surgió en respuesta de la industria fast, mejor representada por los negocios fast food o de comida rápida.

Básicamente, la premisa de este movimiento es darle un mayor peso a la calidad que a la cantidad, promover comida más sana, productos o procesos menos contaminantes y una relación más cercana y duradera con el cliente.

Aunque la visión slow tuvo su aceptación en los sectores de comida y moda, actualmente se está propagando a muchas otras áreas económicas o disciplinas, como es el caso del marketing digital.

¿Qué es entonces el slow marketing?

Se trata de estrategias que se enfocan principalmente en generar calidad de servicio, atención y contenidos a los usuarios en vez de centrarse en vender.

La idea es crear relaciones duraderas, primando la experiencia del usuario por encima de cualquier otra cosa dentro del negocio, con el objetivo de fidelizar a los clientes ya existentes en vez de seguir invirtiendo en el costo de adquisición de nuevos clientes (CAC).

¿Por qué hacer esto? Porque a la larga es mucho más rentable para un negocio tener clientes asiduos, que se vuelven promotores de la marca y ayuden a mantener en marcha los embudos de conversión.

¿Cuál es la relación entre el slow marketing y el marketing de contenidos?

Relación entre marketing de contenidos y slow marketing

El marketing de contenidos es una de las principales herramientas en las que se apoya el slow marketing, porque los artículos de tu blog irán demostrando su rentabilidad en un periodo de mediano a largo plazo, tal como ocurre con el SEO.

En palabras más sencillas, se trata de una estrategia lenta, que además requiere de mucha planificación, entender los verdaderos intereses de tu buyer persona y responder las dudas que manifiesta tu público objetivo.

Realmente, el marketing de contenidos se debe enfocar en brindar información de gran calidad a la audiencia, para generar credibilidad y autoridad para tu marca, volviéndote referente dentro del sector.

¿Cómo puedes implementar el slow marketing dentro de tu negocio?

Cómo implementar el slow marketing

Siendo sinceros, no existe una guía de cómo conseguir implementar de manera eficaz el slow marketing dentro de tu organización, pero si hay pasos previos y propios del sentido común. Aquí te explicamos algunos:

1.- Aplicar la escucha activa:

Ya te hemos hablado del feedback y de la importancia que tiene el escuchar a tus clientes, seguidores o visitantes, para aportar respuestas acordes a sus inquietudes.

La escucha activa, esa interacción con el público, es lo que marcará la dirección que deben tomar tus contenidos, el tipo de preguntas que debes responder y aquellas áreas en las que debes profundizar para demostrar por qué tus productos y servicios son ideales para ellos.

2.- Profundiza en las necesidades de tus clientes:

Tal vez en un principio tu idea de negocio se base en la solución de un determinado problema, como por ejemplo, vender comida a los oficinistas de un área de tu ciudad. Pero al interactuar con ellos, descubres que un grupo pequeño es vegano y no consigue dónde comer.

Tu idea sigue siendo factible porque se trata de vender comida, solo que al escuchar a la población de tu entorno, descubres que hay un grupo de clientes dispuestos a pagar más por una propuesta de valor que no existe en el mercado.

3.- Crea un servicio post-venta para seguir creciendo:

Jamás te conformes con los resultados que has obtenido, siempre aspira a más y a mantener tu negocio en crecimiento.

Para lograr este propósito, lo ideal es mantenerte en contacto con tus clientes, realizando encuestas de satisfacción, preguntándoles qué otras cosas les gustaría ver en tu negocio. En fin, haciendo que sea el mismo consumidor quién te diga cuáles son sus anhelos.

La mayoría de los negocios no hace seguimiento a sus clientes o solo lo hacen cuando reciben una queja o una mala reseña en el sitio web. Para evitar cualquier crisis online, lo ideal es tener una política de atención al cliente después de la compra.

4.- Haz que tu cliente se sienta parte del equipo:

Es algo que se suele ver mucho en televisión, por ejemplo, canales como AXN suelen decirle al televidente que él también forma parte del equipo policial. ¿Por qué tu negocio no puede hacer lo mismo?

Detalles como el empaque, colocar el nombre de pila de la persona en el producto, escribirle una carta de agradecimiento, utilizar su aroma favorito, son formas de decirle al cliente: tú nos importas.

Cuando una persona se da cuenta de las molestias que te has tomado para hacerle sonreír y sentir importante, ocurre lo mismo que con una propuesta de matrimonio, dirá acepto y se casará con tu marca.

Resumen del post y preguntas frecuentes sobre slow marketing:

¿Qué es slow marketing?

Es una filosofía donde lo más importante es el nivel de calidad que se le ofrece al consumidor, su experiencia como cliente y un trato personalizado, antes que la cantidad a producir o el número de clientes a contactar.

¿Por qué surge el slow marketing?

La filosofía slow o lenta, logra introducirse en el mundo del marketing online debido a dos grandes problemas actuales de la comunicación digital:

  1. La infoxicación: El alto grado de contenido repetido o parafraseado y que no aporta verdadero valor al usuario, ha terminado convirtiéndose en contenido basura que frustra a los usuarios o les lleva a cometer errores, sintiéndose estafados.
  2. Falta de valores reales: En su afán por destacar, muchas marcas hablan de valores que al final del día no representan a sus productos, las posturas que dicen defender o los intereses de su público meta, consiguiendo su desprestigio digital.

Conclusión.

En definitiva, el slow marketing es un proceso mucho más lento y personal, a través del cual una marca crea un vínculo emocional y social con sus clientes.

No es tu tipo de estrategia si el modelo de negocio que implementaste es fast. Es decir, si te basas en entregas rápidas, altos volúmenes de producción y calidad estándar. Ni tampoco, si eres alguien impaciente que necesita ver resultados en el corto plazo.

En cambio, si te quieres diferenciar, tener una marca de prestigio y crear un lazo duradero con tus clientes, entonces contacta con el equipo de Kapeí para que te ayudemos a implementar una estrategia slow marketing a tu medida.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *